Biblioteca Elma K. De Estrabou
Vista normal Vista MARC Vista ISBD

¿Qué política con la locura? / Romina Gisele Farías ; supervisor institucional Florencio Spangenberg, supervisora en la facultad Carmen Figueroa, miembro docente Jorge Garate.

Por: Farias, Romina Gisele.
Colaborador(es): Spangenberg, Florencio [supervisor] | Figueroa, Carmen [supervisora] | Fundación Jorge Bonino (Córdoba, Argentina).
Tipo de material: materialTypeLabelArchivo de ordenadorEditor: Córdoba, Argentina, 2017Descripción: 1 CD-ROM.Tema(s): SALUD MENTAL | POLITICA SANITARIA | PSICOSIS | TRASTORNOS MENTALES | BANCO DE TESIS PSICOLOGIA | PRACTICAS SUPERVISADAS - PSICOLOGIA | TRABAJOS INTEGRADORES FINALES - PSICOLOGIANota de disertación: Práctica Supervisada (Licenciada en Psicología)--Universidad Nacional de Córdoba, Facultad de Psicología, 2017. Resumen: El presente trabajo final se propone indagar la política institucional que sostiene a la locura, para ello se abordó la función de la institución, función ligada a la pregunta de cómo se acoge el síntoma en este tipo de instituciones. Indagar la política que sostiene a este tipo de prácticas en las cuales se trata de dar acogida disponiéndose a una relación singular uno a uno, y en la cual su modalidad de trabajo es una práctica psicoanalítica “entre varios”, presenta controversias, ya que por un lado las mismas funcionan con un dispositivo clínico interno, pero externamente con otro. En el marco de la práctica Supervisada de la Fundación Jorge Bonino, y aplicando una metodología cualitativa se realizó una investigación con respecto a las políticas de Salud Mental, y se arribó a la idea de que actualmente no hay un reconocimiento económico con respecto a este tipo de prácticas. En consecuencia la Ley de Salud Mental, aunque disputa las practicas manicomiales, es absolutamente escasa para dar lugar a estas relaciones singulares amorosas con el síntoma. Las mayores dificultades que se presentan sobre la implementación de las prácticas que dictamina la ley, están en relación al presupuesto y políticas que debe implementar el Estado. Para sostener esta modalidad de trabajo, las instituciones privadas deben valerse de una ley de “discapacidad”, ya que ésta si efectivamente define e indica los montos que implican atender a este tipo de demanda; pero valerse de ella implica caer en categorías diagnosticas objetualizantes, y dentro del ámbito de la Discapacidad, por lo que la Locura no estaría contemplada como tal.
Lista(s) en las que aparece este ítem: TIF 2018 junio
Etiquetas de esta biblioteca: No hay etiquetas de esta biblioteca para este título. Ingresar para agregar etiquetas.
Tipo de ítem Ubicación actual Signatura Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Psicología-Banco de Tesis Digital Psicología-Banco de Tesis Digital Biblioteca Elma Kohlmeyer de Estrabou
Banco Tesis PSICO
TIF PD0941 (Navegar estantería) No para préstamo Consulta en Banco de Tesis de Psicología PD0941

Práctica Supervisada (Licenciada en Psicología)--Universidad Nacional de Córdoba, Facultad de Psicología, 2017.

Bibliografía: p. 33-34.

El presente trabajo final se propone indagar la política institucional que sostiene a la locura, para ello se abordó la función de la institución, función ligada a la pregunta de cómo se acoge el síntoma en este tipo de instituciones. Indagar la política que sostiene a este tipo de prácticas en las cuales se trata de dar acogida disponiéndose a una relación singular uno a uno, y en la cual su modalidad de trabajo es una práctica psicoanalítica “entre varios”, presenta controversias, ya que por un lado las mismas funcionan con un dispositivo clínico interno, pero externamente con otro. En el marco de la práctica Supervisada de la Fundación Jorge Bonino, y aplicando una metodología cualitativa se realizó una investigación con respecto a las políticas de Salud Mental, y se arribó a la idea de que actualmente no hay un reconocimiento económico con respecto a este tipo de prácticas. En consecuencia la Ley de Salud Mental, aunque disputa las practicas manicomiales, es absolutamente escasa para dar lugar a estas relaciones singulares amorosas con el síntoma. Las mayores dificultades que se presentan sobre la implementación de las prácticas que dictamina la ley, están en relación al presupuesto y políticas que debe implementar el Estado. Para sostener esta modalidad de trabajo, las instituciones privadas deben valerse de una ley de “discapacidad”, ya que ésta si efectivamente define e indica los montos que implican atender a este tipo de demanda; pero valerse de ella implica caer en categorías diagnosticas objetualizantes, y dentro del ámbito de la Discapacidad, por lo que la Locura no estaría contemplada como tal.

No hay comentarios para este ejemplar.

Ingresar a su cuenta para colocar un comentario.

^